Tolerdas (y toGochis) en Toledo

Toda persona que vive o ha vivido en Madrid sabe que los festivos en diciembre están para irse por los alrededores de La Capi (NO al centro. Repito, NO al centro) y eso es lo que hicimos María y yo el pasado jueves día de la Inmaculada: nos fuimos de excursión a Toledo, probablemente la ciudad con más cuestas de España.

img_4578

Gracias a la maravillosa tarjeta de transporte sub26, para los que no lo sepáis, se puede llegar gratis a Toledo en 45 minutos. Un “estupendo” bus de la “querida por todos” compañía Alsa te acercará a esta ciudad en 45 minutos desde Plaza Elíptica (línea 6).

Una vez allí, es fácil: disfruta de la cuidad. Puedes subir como las personas normales por las escaleras mecánicas, o como las especialitas de María y Sara que subieron andando. Eso ya va en gustos jaja.

img_4601

La verdad que como veis, cuando llegamos el tiempo no acompañaba demasiado. Había demasiada niebla y hacía frío. Frío! Ese colega y amigo de todo burgalés. No estuvo mal reencontrarnos por un tiempo, he decirlo jajaj.

Algo muy importante que debo mencionar como buena gastroblogger es que Toledo es la capital de la gastronomía 2016 y en honor a ello mirad que cucharas tan cuquis que nos encontramos. Muy útiles para hacer un poco el tonto antes de empezar la visita jaja.

Vimos la catedral y paseamos por algunas de sus callejuelas, pero no paso mucho tiempo antes de que hiciéramos  nuestra primera parada gastronómica:

El museo del queso Manchego

Se trata de un negocio de reciente apertura en el centro de Toledo. En este estupendo bar-museo podréis disfrutar de una estupenda copa de vino, escogida al gusto del consumidor, y de una degustación de quesos por solo 3 euros!

img_4659
Degustación quesos en Museo del Queso Manchego (Toledo)

Además podréis aprender todo lo que necesitáis saber sobre el queso de esta zona, tanto como distinguirlos como todo sobre su historia y elaboración. Un idea estupenda para un almuerzo a mitad de mañana. A nosotras nos sentó fenomenal!

Alfileritos 24

Después de alguna que otra vuelta turística por la ciudad (y otras tratando de encontrarnos) nos volvió a entrar hambre y ahora ya sí nos dirigimos a por una buena comida en un sitio que nos habían recomendado de muy buena mano.

Este restaurante se encuentra situado, como bien dice su nombre, en la Calle Alfileritos, muy cerca de la Plaza de Ayuntamiento. Dado que estaba muy solicitado el tema en el restaurante, nos pusimos en una mesa en la taberna. Y esto fue lo que nos pedimos:

Ensalada de pollo con queso y salsa de mostaza

La envidia a veces puede ser sana, sobretodo cuando te entra al ver a los de al lado comiendo esta suculenta ensalada. No pudimos resistirnos a esa pintaza! Estaba tan buena como aparenta o más! Riquísima!

img_20161208_1434531
Ensalada de pollo con queso y salsa de mostaza en Alfileritos 24(Toledo)

Fue la mejor manera de prepararnos para lo que venía después: el Pica-Pica. Se trata de una combinación de 4 de las raciones de la carta para compartir. Fabuloso el Pica-Pica!

img_20161208_1444491
Pica-Pica para compartir en Alfileritos 24 (Toledo)

Os comento un poco de qué se compone este combo:

  • Kumato con mozzarella y vinagreta de Albahaca
  • Croquetas cremosas de boletus
  • Patatas asadas con mojo y ali oli
  • Ciervo a la plancha con salsa de setas

Sin lugar a dudas los mejores platos fueron tanto las croquetas de boletus como la carne de ciervo, aunque me costaría mucho escoger entre los dos. Qué dificil!

En general nos gustó mucho el sitio y todo estaba riquísimo así que muy recomendable.

Cafetería La Pepa

Tanta buena comida no podía acabar de otra manera que con un buen café, o chocolate, en su defecto, así que nos fuimos en busca de una cafetería cuqui que nos protegiera del frío. Y encontramos La Pepa, un sitio la verdad que muy acogedor, aunque algo caro.

img_20161208_1632261
Latte Machiato y Mocachino en La Pepa (Toledo)

Café Nespresso a precio Starbucks pero bueno, estaba muy bueno y pasamos un buen rato al abrigaño así que jaja se podría decir que mereció la pena.

Y creo que esto fue más o menos todo. Dimos un paseo nocturno con olor a Navidad que nos dio para hacer fotitos muy chachis y regresamos a la Capi más felices que las perdices.

Espero que os haya gustado el post, y sobre todo Toledo, y que aquellos que no la conozcáis os animéis a hacerlo porque de verdad que merece la pena.

Un besazo enorme a todos y nos vemos en el proximo! 😉

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s