Restaurante Pai Pái: fusión y profesionalidad a un precio justo.

Hola hola!!! Feliz 2020 a tod@s!!

Este nuevo año, como todos, vendrá seguro cargado de muchos cambios y cosas nuevas, y entre ellas, tenía que estar mi vuelta por el blog. No sé si vosotros me habréis echado de menos a mi pero, desde luego, yo sí he echado de menos pasarme por aquí de vez en cuando así que aquí estoy otra vez! Problema solucionado!

Para empezar con fuerza, os traigo una entrada llenada de sabor y ganas! Sobretodo muchas ganas, ya que si algo tiene el chef del restaurante Pai Pái es ganas de que disfrutemos con la comida.

paipai_comedor
Restaurante Paipái en Madrid

Este restaurante de apariencia elegante y moderna, se encuentra situado en Plaza de Peru nº 4 (metro Colombia-Pio XII, líneas 8 y 9 de metro). Aunque no es un local excesivamente grande, está bien organizado y es capaz de recibir a bastantes comensales. Aun así. dada su alta popularidad, os recomiendo siempre reservar para aseguraos la mesa y evitar esperas innecesarias.

Una vez dicho esto, pasemos ya a lo más importante, que son los platos que podremos encontrar en su carta. Sobre esta, me gustaría destacar que es muy amplia y variada, ya que alberga platos muy diferentes procedentes de la cocina de diferentes partes del mundo, algo que a mí personalmente siempre es algo que me encanta.

Veamos que es lo que pudimos probar nosotros (aunque ya os adelanto que volveremos a por más seguro):

Sushi crujiente, contundente y diferente

Maki Paipai (Langostino crujiente, aguacate, mayonesa japonesa, salsa tampiko, tonkatssu, Kornflakes).

Aunque sea el primero, no esperaré hasta el final para deciros que este plato fue sin duda nuestro favorito con diferencia. Nos encantó absolutamente todo de este Maki tan original y lleno de sabor. Os cuento!!

IMG-20200111-WA0011
Maki Paipái en restaurante Paipái (Madrid)

En primer lugar, nos flipó la idea de probar un rollito de Maki tan crujiente gracias a los Kornflakes. Es una idea magnífica! Después, su potente sabor a langostino mezclado con las dos salsas que podéis ver en la foto, son el matrimonio perfecto en lo que a sabor se refiere. Se pueden apreciar tantos sabores a la vez en cada bocado de Maki Pai Pái que es una experiencia única y maravillosa.

IMG-20200111-WA0014
Cómo comer el Maki Paipái (descripción gráfica)

Para comer este plato, nuestro simpático camarero nos explicó que se recomienda mojarlo tal cual en la salsa de soja que los acompaña y tomarlo de un solo bocado. Nosotros desde luego le hicimos caso y funcionó a la perfección como bien podéis ver en la foto!

 

Las tres Marías

  1. Bao negro de pulpo gallego con salsa agridulce koreana, mayo de chile rocoto y jengibre.
  2. Bao de cochinita pibil con mayonesa de chile chipotle.
  3. Bao de langostinos al curry massaman.

Como podéis ver, este plato es el claro de ejemplo de que no siempre hay que elegir. Y es que tras un rato intentando decidir qué bao nos gustaba más, nos fue imposible y decidimos pedir todos jaja. Y sinceramente, os recomiendo que hagáis lo mismo ya que nos os los podéis perder.

IMG-20200111-WA0015
Baos variados en Paipái restaurante (Madrid)

He probado baos en varios sitios antes (uno de mis favoritos esta en el restaurante Tekel, del cuyo post os dejo el enlace aquí por si aun no lo conocéis), pero ninguno con un bollo tan blandito y jugoso como estos. Qué perfección! Y para complementar al perfecto bollo bao, unos rellenos perfectamente seleccionados, de nuevo llenos de sabor y armonía. Diría que mi favorito fue el nº 3 pero no hay un claro ganador ya que todos estaban de 10!

En este caso, para comerlos, el chef recomienda comerlos como podáis jaja, ya que es imposible que no se caiga un poco de salsa o incluso acabar con alguna mancha que otra jaja. Pero seguro merecerá la pena el esfuerzo.

 

Pato à l’orange

Canelón de pato confitado con salsa Terijaki de naranja.

¿Puede haber un plato más internacional que este? Un canelón (Italia) relleno de pato à l’orange (Francia) con salsa Terijaki (Japón) servido en un restaurante de Madrid (España) ubicado en el barrio de Colombia jaja. Curioso ¿verdad? Y aunque pueda parecer irónico también, es un plato muy bien pensado y presentado.

IMG-20200111-WA0022
Canelón de pato en restaurante Paipài (Madrid)

De los tres sería quizás el que menos me gustó, es posible que fuera porque la suma de la salsa teriyaki con la naranja se me hizo demasiado dulce. Pero eso, como todo, es cuestión de gustos, ya que al señorito le encantó este plato precisamente por esto. Aun así, tanto el canelón como el pato estaban exquisitos y no deja de ser otro plato muy muy recomendable.

 

No menosprecies los postres!

Con los postres nos pasó algo similar a con los baos; elegir solo uno era demasiado difícil así que tuvimos que pedir dos. Algo de lo cual nunca nos arrepentimos.

El brownie definitivo

Brownie de chocolate negro con avellas, nueces, trufa negra y helado de avellana y Ferrero.

No miento si digo que este es sin duda mi brownie favorito de los últimos tiempos. Os daré mis razones! Que no son pocas!

IMG-20200111-WA0018
Brownie de chocolate negro en Paipái restaurante (Madrid)

Primero de todo, es de chocolate negro! (+3000 puntos). Después, estaba calentito y por ello, algo derretidito! (+1000 puntos). Venía no solo con nueces, que me chiflan, sino también con muchas avellanas! (+4000 puntos). Y por ultimo, ¿¡con helado de avellana y Ferrero?! (+ 10000 puntos). ¿¡Es esto el cielo de los brownies!?

Una torrija de lo más fina

Torrija de brioche con helado de leche merengada.

Respecto a la torrija, tengo que decir que fue más elección del señor Álvaro que mía. El helado de leche merengada no se podía dejar ahí jaja.

IMG-20200111-WA0025
Torrija de brioche en restaurante Paipái (Madrid)

No sé si se podrá apreciar bien en la foto, pero la parte superior de la torrija tiene azúcar caramelizado, lo que le da un toque dulce muy sutil a la vez que un punto crujiente. A eso le llamo yo cuidar los detalles.  Además, gracias a que el pan es brioche, estaba mucho más jugosita y suave, el punto justo de “empapurre”. Y el acompañamiento del helado de leche merengada es, según el señor, un gran acierto.

Aquí le podéis ver, tras catar su primer bocado.

IMG-20200111-WA0026
Cómo posar durante una cata para crítica culinaria (descripción gráfica)

El precio total de lo que habéis visto, incluyendo dos consumiciones, fue de unos 55 euros, lo cual me parece un precio razonable dada la calidad y el trabajo que implican estos platos.

Respecto al servicio, nos pareció correcto y profesional, si bien sí eché un poco de menos la típica introducción a cada uno de los platos que, en mi opinión, siempre le da unos puntos extras al servicio y suma mucho al conjunto de la experiencia. Pero por lo demás, muy contentos con la atención que recibimos.

En definitiva, tanto a Álvaro como a mí nos encantó Paipai y os lo recomendamos encarecidamente. Creemos que ofrece un muy buen equilibrio calidad-precio, con una carta amplia y llena de sabores intensos e innovadores que no dejan indiferente a nadie.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s